La polémica de los champús para evitar la caída del cabello

La polémica de los champús para evitar la caída del cabello

12-02-2019

Comparte este artículo:

De los champús para evitar la caída del cabello y los injertos turcos

Hola a todos. Llevo tiempo preparando este post. Desde hace mucho me rondaban serias dudas sobre la efectividad de los champús para evitar la caída del cabello, de los tratamientos quirúrgicos que hay, de los viajes a Turquía… Así que, por fin, he podido resolver todas mis preguntas. Aviso: no os vais a encontrar un post corto. Otro aviso: pero sí un post muy completo que espero os sirva para el presente y el futuro. Todo sea por mantener el pelazo. Porque ser calvo, a veces, es sexy. A veces…

¿Funcionan los champús para evitar la caída del cabello?

Es un hecho. No hay ni un calvo que no recuerde el momento en que se miró en el espejo y se dio cuenta por primera vez de que su amado cabello se empezaba a caer. Es un momento desgarrador para muchos, en el que un hombre se empieza a dar cuenta de una cosa: su apariencia está a punto de cambiar. Pero, ¿es invencible?

No es una broma. Esta situación, la de quedarse calvo, puede poner a los hombres bajo una tensión mental considerable. Y empiezan a obsesionarse, con razón, con los ‘champús para la pérdida de cabello’ que prometen restaurar sus mechones brillantes y devolverles su basta cabellera. Pero, ¿los champús para combatir la caída del cabello realmente funcionan?

 

La eterna duda sobre los champús para evitar la caída del cabello

Desde que los hombres se han preocupado por su alopecia otros han estado diciendo que pueden arreglarla. Esto es así. Pero, ¿cómo sabemos quién de los que prometen solucionarlo está diciendo la verdad?

He leído que en 2018, la reconocida marca de cuidado del cabello Alpecin tuvo una pequeña polémica. Los anuncios publicitarios de estos champús para evitar la caída del cabello han prometido durante mucho tiempo que los productos “contienen cafeína”, para “realmente ayudar a reducir la caída del cabello”. Sin embargo, el organismo de control de la publicidad encontró que esos estudios sobre la cafeína no estaban fundamentadas y parece ser que prohibió a Alpecín a seguir comentándolo. Caso cerrado, ¿verdad? Incorrecto.

Ante las quejas, Alpecin respondió que sí que había realizado innumerables estudios internos para determinar la efectividad de la fórmula. Además de la felicidad de sus consumidores. Pero… Alpecin no está solo en esta batalla.

Hay innumerables champús para la evitar la caída del cabello en el mercado, muchos de ellos dirigidos a la alopecia, y la gran mayoría hacen afirmaciones similares. Algunos prometen incluso bloquear las hormonas que hacen que el pelo se vuelva más fino, otros se basan en aumentar la circulación del cuero cabelludo con las vitaminas y aminoácidos que su cabello necesita…

Entonces, ¿a quién se supone que debemos creer?

 

Lo que dicen los expertos

Para saber toda la verdad sobre si los champús para evitar la caída del cabello realmente funcionan, he contactado con el Dr. Morales Raya (dermatólogo y Tricólogo del Hospital Universitario Ramón y Cajal y del Grupo de Dermatología Pedro Jaén). @drmoralesraya en Instagram.

¿Su conclusión? Los milagros no existen. “Aunque haya champús con principios activos que in vitro son capaces de bloquear la hormona que afina el cabello, el tiempo de contacto entre el champú y el cuero cabelludo no suele superar los 5 minutos. Por lo que la penetración de estos activos hasta la raíz folicular que está a unos 4-5 mm de profundidad es difícil”, apunta el experto.

Actualmente solo hay dos métodos aprobados clínicamente para tratar la calvicie: Finasteride 1mg (comprimido oral, pronto tendremos también el tópico) y Minoxidil 5% (tópico). Estos dos fármacos son capaces, por un lado, de bloquear la activación de la testosterona (DHT) en el folículo piloso en el caso de Finasteride, y por otro lado de aumentar el flujo sanguíneo folicular, en el caso de Minoxidil, prolongando la fase de crecimiento del cabello. La combinación de estos dos métodos suele ser eficaz en la mayoría de los casos de calvicie en hombres. Además de estos dos fármacos, disponemos de un arsenal terapéutico amplio y que los tricólogos solemos usar ‘fuera de ficha técnica’. Esto significa que, aunque existen estudios con evidencia científica que demuestran su eficacia, no se han realizado ensayos clínicos para su comercialización. Estos métodos son Dutasteride oral, Finasteride tópico, Bioestimulación con Plasma rico en Factores de Crecimiento, infiltraciones de Antiandrógenos o Minoxidil oral”.

Teniendo estas afirmaciones expertas en cuenta, si los champús no contienen ninguno de esos componentes ¿no pueden frenar la caída del cabello?. ¿Nos están mintiendo? “La mayoría de los champús para evitar la caída del cabello contienen análogos de minoxidil como el nanoxidil, o bien compuestos como la cafeína, ginkgo biloba, polifenoles…  Estos activos pueden retrasar la caída del cabello en estudios in vitro por lo que su aplicación tópica podría contribuir a frenar la caída. Sin embargo el tiempo de contacto entre ellos y el cuero cabelludo es mínimo antes del aclarado, por lo que difícilmente llegarán a la zona problema, la raíz folicular”, señala el Dr. Morales Raya.

Es decir, parece que sí funcionan pero no tal y como están diseñados. La dilución con agua de los compuestos anteriormente mencionados, que suelen ser de concentraciones muy bajas, posee, como dice el tricólogo, un efecto mínimo sobre el cabello. De haberlo, se requeriría una mayor investigación, así como la duración y la frecuencia de aplicación. “Si estos principios activos se aplicaran mediante otro método como lociones mejorarían su penetración ya que el tiempo de contacto es mucho mayor y por lo tanto la profundidad alcanzada mayor. Sin embargo, las lociones no suelen gustar, ya que por los disolventes usados (a menudo propilen-glicol) suelen dejar el cabello graso o producir irritaciones. Es lo que pasa con Minoxidil tópico, que aunque sea efectivo nos cansamos de aplicarlo.

 

Los ensayos clínicos

En realidad, si se promete un efecto, esta efectividad debería estar 100% asegurada. Pero en el tema de los champús para evitar la pérdida del cabello no todo está tan claro. “La mayoría de los productos comercializados para evitar caída del cabello se engloban dentro de los cosméticos, por lo que no están obligados a realizar ensayos clínicos con grupo control para su comercialización. Presentan estudios no controlados con medidas subjetivas de eficacia. Realizar un ensayo clínico controlado es una tarea larga y con un coste muy elevado”.

 

El veredicto

Después de habernos empapado bien del amplio conocimiento del Dr. Morales, a mí, por lo menos, me queda una cosa clara: no existe un champú milagroso. Pueden ayudarnos de alguna manera pero hay que leer bien la letra pequeña, saber qué contiene e ir a por la mejor opción para no perder tiempo, dinero y más pelo.

Me alegra al menos haberos abierto los ojos y que ahora sepáis, por ejemplo, que los champús con volumen solo pueden hacer que se vea el pelo más grueso y más lleno. Pero no hará que vuelva a crecer el que se ha caído.

La solución más realista: un trasplante capilar (como Rafa Nadal), tratamiento de tricología, junto con aplicaciones constantes de Minoxidil o Finasteride. “La tricología es la rama de la dermatología que estudia los problemas del pelo y uñas, por lo que si existe solución para la caída del cabello tiene que pasar por la tricología. Es importante recordar que muchos pacientes se someten a tratamiento quirúrgico de la alopecia (trasplante capilar) sin antes pasar por un tratamiento médico que podría ser efectivo para no tener que recurrir a un trasplante o, sin duda, para optimizar el resultado del mismo.

En cuanto a qué tratamiento es el mejor, depende mucho del tipo y grado de alopecia, edad del paciente, preferencias… En general la combinación de un tratamiento que bloquee la 5 alfa reductasa (enzima que activa a la testosterona en el folículo) como Finasteride o Dutasteride, junto con Minoxidil  tópico suele ser eficaz. Tratamientos que cada vez tienen más evidencia como las infiltraciones de Dutasteride y Plasma Rico en Plaquetas consiguen resultados muy buenos por sí solos o en combinación con los primeros. Últimamente usamos mucho minoxidil oral con buen perfil de seguridad y eficacia. Actualmente en la unidad de tricología de Grupo Pedro Jaén estamos llevando a cabo un estudio con células madre de la grasa abdominal (lo que se llama fracción estromal vascular) del cual estamos pendientes de resultados”, comenta el Dr. Morales Raya.

 

Viajar a Turquía para hacerse un injerto capilar

Como las soluciones que suelen dar los tricólogos en España suelen ser costosas, muchos españoles están viajando a Turquía para realizarse un injerto capilar. Pero, ¿es seguro y efectivo el injerto turco? El Dr. Morales Raya señala que en Turquía existen muy buenos cirujanos capilares.

“El problema se resume en 4 premisas. La primera es el diagnóstico del tipo de alopecia, que lo suele realizar un comercial en España, y como sabemos no todas las alopecias son candidatas a trasplante. La segunda es la cualificación del personal técnico auxiliar, de vital importancia en un trasplante. La tercera son los controles higiénico-sanitarios que puedan tener en esos centros y por último el seguimiento del paciente. A las 24 horas del trasplante vuelven a España, y en caso de complicaciones no suelen volver a Turquía. En cualquier tratamiento quirúrgico el postoperatorio y su seguimiento así como el correcto diagnóstico es lo que garantiza un tratamiento seguro y un buen resultado”.

Comparte este artículo:

Sin comentarios

¡Puedes escribir el primer comentario!

Deja un comentario

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.