Escrotox o inyectarse botox en el escroto

Escrotox o inyectarse botox en el escroto

30-09-2016

Comparte este artículo:

imagen-01-inyectarse-botox-en-el-escroto-belleza-masculina

Sí, lo que leéis no es ninguna broma. La ‘polémica’ noticia salió a la luz hace unos días. Los periódicos británicos The Mirror y Daily Sun publicaron que algunos hombres norteamericanos piden inyectarse botox en el escroto porque quita las arrugas, elimina la sudoración y paraliza la musculatura de la zona haciéndola parecer de mayor tamaño…

Y es que parece que, de verdad, “el tamaño importa”… y quitarse las arrugas de los testículos también.

La verdad sobre inyectarse botox en el escroto

Aunque estemos ante un fénomeno estético mundial dentro de la praxis de medicina íntima masculina, son pocos médicos españoles los que se atreven a hablar del escrotox o, lo que es lo mismo, inyectarse botox en el escroto. No se mojan ante este nuevo movimiento revolucionario de estética masculina que aún no ha llegado a nuestro país (a pesar de que en EEUU ya se ‘ejecute’ lo de infiltrarse botox en el escroto).

Pero, ¿será simplemente una moda pasajera lo del escrotox o empezaremos a tenerlo en cuenta dentro de la wishlist de retoques estéticos para el hombre?  A mí, sinceramente, me parece una auténtica barbaridad

 

La opinión de médicos españoles sobre inyectarse botox en el escroto

escrotox-inyectarse-botox-en-el-escroto-belleza-masculina

El Dr. Mato Ansorena nos explica, en profundidad qué es el escrotox: “inyectarse botox en el escroto es básicamente aplicar toxina botulínica en la zona con el fin de paralizar el músculo cremaster, que se encuentra en el pliegue de la ingle y bolsas testiculares. Como resultado se dilatan los testículos pero también se van a caer en mayor medida, por lo que no se recomienda como estrategia para aumentar el tamaño”.

Por otro lado, el también cirujano Moisés Martín Anaya no se atreve a descartar la veracidad de esta práctica, aunque desconoce que se venga realizando en nuestro país. Pero sí la rechaza, absolutamente, por considerarla “ridícula, absurda y en cierta manera un timo para el paciente”.

En primer lugar, y siempre refiriéndose a la información publicada sobre la ‘intervención’ de inyectarse botox en el escroto por The Mirror y Daily Sun, Martín Anaya considera un chiste tratar de eliminar las arrugas de la bolsa escrotal. “Ideales estéticos y necesidades personales aparte, no veo útil un tratamiento que  dura un máximo de seis meses y que impide tener relaciones sexuales durante seis semanas”.

 

Cuándo inyectarse bótox en el escroto (si es que lo has pensado)

Mato Ansorena señala que “el escrotox podría realizarse en el caso de una excesiva sudoración, ya que la reduciría. Lo que sí que se hace y es mucho más lógico es la escrotoplastia: que es la cirugía de aquellos que tienen los testículos muy caídos y se operan para mejorar su aspecto y además aumentar su comodidad.”

imagen-02-inyectarse-botox-en-el-escroto-belleza-masculina

¿Cuánto cuesta inyectarse botox en el escroto?

Por otro lado, considera Martín Anaya que el precio, 3200€ es “un absoluto disparate, una auténtica estafa, puesto que multiplica por 100 el precio medio de una inyección de botox, que suele rondar los 300€”, dependiendo de la clínica y expertise y prestigio del médico (algo que hay que tener bastante en cuenta en cualquier tipo de retoque estético).

 

***Actualización***

¿Qué opinan las médicos españolas sobre lo de inyectarse botox en el escroto?

La Dra. Camino Guallar de Purificación Espallargas comenta: “Nosotros no practicamos esta técnica, por varios motivos. En primer lugar no deja de ser la inyección de toxina botulínica en un lugar en el que por el momento en España no está autorizado, por un lado. Pero por la misma razón de que es toxina botulínica, para conseguir  los efectos descritos  de eliminar las arrugas, la dosis tiene que ser tan importante, que efectivamente, es más probable que se vean efectos secundarios uno de ellos siendo la pérdida de sensibilidad, no poder realizar actividades sexuales en al menos 6 semanas, y el efecto no es duradero, de 6 a 9 meses, en los que está demostrado que nuestro cuerpo elimina la toxina (contando con que las dosis sean bastante altas, las dosis habituales para facial tienen una duración de 3 a 6 meses). Creemos desde nuestra clínica  que se tienen que seguir investigando técnicas para el rejuvenecimiento íntimo, no sólo para nosotras las mujeres, sino también para los hombres, pero que de momento no hay ninguna técnica estética 100% satisfactoria, que además nos permita actuar con seguridad, que al final es lo que más nos interesa para el paciente”.

 

Comparte este artículo:

Sin comentarios

¡Puedes escribir el primer comentario!

Deja un comentario

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.