El kit de farmacia que necesitas para recuperar el olfato perdido por coronavirus

El kit de farmacia que necesitas para recuperar el olfato perdido por coronavirus

19-01-2021

Comparte este artículo:

El coronavirus nos ha dejado y deja, entre otras cosas, una serie de consecuencias que alteran, más de lo que pensamos, nuestro día a día. La anosmia, pérdida del olfato, es uno de los síntomas más frecuentes: un 88% de los pacientes la presentan, sobre todo los jóvenes y no hospitalizados. Una de ellas es mi amiga Alba Porras. Por eso pensé que nadie mejor que ella para hacer una review sobre Olfae de Arkopharma (49,95€). Un kit de entrenamiento olfativo de repetición de venta en farmacias, basado en los estudios del Dr. Thomas Hummel que promete ayudar a recuperar el olfato perdido por coronavirus. Y todo a través de 4 aceites esenciales (geranio, rosa, limón, ecualipto y clavo) para crear un protocolo con vídeos de Youtube.

¿Será verdad que funciona este training para recuperar el olfato?

Opinión de Alba Porras sobre el kit Olfae de Arkopharma para recuperar el olfato

En marzo de 2020 dejé de oler y saborear de manera repentina.

Estaba comiendo pisto y, literalmente, solo notaba una masa insípida en mi boca. Por más que le echaba sal, no recuperaba ni un ápice de sabor. Y luego empecé a tener trastornos olfativos. No le di importancia. Acabábamos de comenzar el confinamiento y todavía ningún medio se había hecho eco de dos de los que ahora se consideran síntomas de los más comunes en la infección por Coronavirus: la anosmia – pérdida de olfato- y la ageusia – pérdida de gusto-.

Desde entonces, comencé a investigar sobre ello preguntándome cuánto duraría, mientras la prensa comenzaba a investigar esta sintomatología que cada vez afectaba a más personas.

Cada mañana me despertaba y lo primero que hacía era meter la nariz en la taza de café buscando un estímulo en uno de mis rituales favoritos, pero no ocurría nada. Seguía sin recuperar el olfato perdido por coronavirus.

A la hora de meterme en la ducha, inspiraba profundamente el bote de gel recordando el aroma a limpio que impregnaba el baño pero era incapaz de percibir ni un ápice de esa fragancia… ni de ninguna.

Fueron días de nerviosismo e incertidumbre que se acrecentaba día a día por la sobreinformación. Cada día leía decenas de artículos al respecto pero ninguno contestaba mis preguntas: ¿durará para siempre?, ¿hasta que no recupere los sentidos significa que sigo infectada?

La ciencia y los medios de comunicación se esforzaban por buscar evidencias en un mar de dudas pero yo buscaba respuestas de manera ansiosa: quería soluciones certeras ya mismo.

Piensas que recuperas el olfato y el gusto… pero no

Pero con el paso del tiempo algunos matices olfativos y gustativos comenzaron a volver. Paulatinamente, con una intensidad “muy bajita”, casi imperceptible. Tenía que concentrarme mucho en las comidas para intuir los matices. Solo deseaba que llegara la hora de comer para seguir reencontrándome con olores y sabores. Poco a poco iba recuperando sabores hasta que un día comiendo cebolla, noté que sabía diferente.

Diferente y francamente mal. Un sabor, eso sí, muy intenso, pero con una mezcla entre metalizado y podrido. Pensé que era porque estaba en mal estado pero el aroma seguía ahí y ya era incapaz de saber si era solo el olor a cebolla o si era algo más.

Cuando acabó el confinamiento decidí buscar ayuda profesional de un otorrinolaringólogo, quien tras investigarme y recetarme complejos de vitaminas que no me ayudaron, me invitó a invertir en servicios de entrenamiento olfatorio privado (casi 300 euros) sin asegurarme al 100% que fuera a recuperar los dos sentidos que había perdido.

Llevaba más de 7 meses arrastrando parosmia: una alteración del gusto y el olfato. En ese momento comenzó mi desesperación porque nadie era capaz de diagnosticar de manera certera cómo iba a ser mi evolución alegando que “no hay antecedentes”.

Pasaron varias semanas de resignación en la que intentaba hacerme a la idea de que esos matices tan desagradables (que comencé a llamar olores y sabores de Covid) iban a acompañarme el resto de mi vida. Hasta que cayó en mis manos Olfae Arkopharma. Fue la primera vez que vi un producto hecho a medida para los afectados por estas alteraciones y estaba segura de que la solución estaba en esos cuatro botes de aceites esenciales.

Cómo es el entrenamiento para recuperar el olfato perdido por coronavirus de Olfae de Arkopharma

El entrenamiento diario de Olfae se ha convertido en un momento de concentración y relajación para mí. Son solo dos minutos y medio de introspección en los que volver a conectar con recuerdos, concentrándome en analizar y vincular cada matiz aromático a imágenes mientras suena una melodía envolvente.

Las primeras semanas fueron bastante frustrantes porque ni el aroma ni las imágenes concordaban con lo que percibía pero tenía asumido que sobre todo es un proceso lento y que mientras hubiera estímulo, iba por el buen camino. Poco a poco iba viendo mi evolución en las valoraciones de intensidad; comencé evaluando mi olfato con un 4 y ayer puse por primera vez un 8.

Llevo casi 3 meses entrenando a diario y noto cómo los aromas siguen evolucionando, espero, hacia lo que un día fueron. Cada semana veo cómo la plataforma con el vídeo de entrenamiento recibe centenares de visitas y me siento parte de una comunidad anónima que sigue buscando una solución a estas alteraciones que han cambiado nuestras vidas.

Ante la incertidumbre solo queda tener paciencia (la recuperación es un proceso muy lento) y por supuesto esperar de una manera activa a través de este kit que invita a seguir estimulando el olfato y el gusto de una manera sencilla, rápida y amena.

Espero que siga ayudando a todos lo que hemos sufrido estas alteraciones y que poco a poco recuperemos estos dos sentidos tan vitales.

Comparte este artículo:

Sin comentarios

¡Puedes escribir el primer comentario!

Deja un comentario

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.