Perfumes Penhaligon’s Portraits Collection

Perfumes Penhaligon’s Portraits Collection

23-01-2017

Comparte este artículo:

01 penhaligons
Hoy os quiero contar… una historia…

En Navidad me ocurrió algo que hacía muchísimo tiempo que no me pasaba: me quedé prácticamente pegado a un escaparate. ¿El motivo? Unos frascos de perfume con cabezas de animales parecían hablarme y quería tenerlos todos, los 6. Lo que me pasó fue algo parecido a como cuando de pequeño creía que los peluches me decían cosas, ¿sabéis? Bueno, a lo mejor es que nunca he andado bien de la cabeza o tengo mucha imaginación (o ambas cosas). El caso es que me picó muchísimo la curiosidad y tuve que entrar en la tienda y preguntar. Los dependientes solo me dijeron a qué olían y de qué marca eran pero yo… sí… sabía que esos animalillos tenían una historia y eran el ‘espíritu’ de una serie de personajes que se adivinan bastante interesantes. Y como periodista que soy (y curioso, por qué no decirlo) no pude evitar buscar y buscar hasta dar con la historia de esos dichosos ‘frascos animalados’ . Y ¡bingo! La encontré. Esos olores  y ese packaging no son simples colonias, pertenecen a la ‘peculiar y extraña familia’ de perfumes…  Penhaligon’s Portraits Collection, 6 aromas de lujo que cuentan las aventuras y desventuras de unos antiguos miembros de la aristocracia inglesa.

La serie de moda la protagonizan los aromas (y no está en Netflix, ni tampoco en HBO).

Aunque nadie está del todo seguro de cuándo ocurrió todo (en ocasiones es mejor olvidar), en algún lugar en las sinuosas colinas de la campiña inglesa y al abrigo del majestuoso verdor de los robles, el sol se eleva poco a poco sobre una casa de campo cuyos cimientos se remontan al periodo inmediatamente posterior a la llegada de Guillermo el Conquistador. (O aproximadamente.) Libres aún del peso de la política y la guerra —el fuego ha de encenderse y las mañanas son cada vez más frías— dos o tres personas del servicio doméstico se afanan preparando baños, abriendo cortinas, encendiendo fuegos y sacudiendo alfombras despiadadamente para preparar la primera reunión familiar del día. Una comida en la que la elegancia sartorial, la atención al detalle y la preparación del menú no encierran menor complejidad que la posterior comida, pero el tiempo disponible desde las primeras luces del alba siempre escasea y la tensión suele estar presente. Quizá esto explique el alegre entusiasmo con que Lord George y su familia se saludan. El dichoso placer del primer saludo. ¿Pero hay algo más allá de lo que se ve en esta escena a primera vista? Los modales definen al hombre, pero, ¿resultan también útiles como método de subterfugio? ¿Qué se esconde realmente detrás de los buenos modales de la aristocracia británica? Quizá ha llegado el momento de averiguarlo. Es posible que no encontremos en torno a la mesa de comedor a todos los personajes que se describen a continuación. Algunos aparecen más tarde debido a sus negocios nocturnos y clandestinos, mientras que la mera presencia de otros en un marco familiar tan formal resultaría muy poco apropiada. Y las apariencias importan. (ejem). Pero concedámonos una licencia, la licencia artística de presentar personajes de ficción que no están presentes en la realidad. A pesar de que su presencia está siempre omnipresente y de que el perfume del escándalo flota en el ambiente

 

Los personajes de Penhaligon’s Portraits Collection

La Tragedia de Lord George Penhaligon’s Portraits Collection

lord_george_bottle

Con su aspecto aparentemente tradicional, Lord George es el recordatorio perfecto de que debemos estar al tanto de las apariencias. Él mismo mantiene que nadie debería poder adivinar el pensamiento de un hombre. Esta capacidad es, por supuesto, la clave para disfrutar de un matrimonio feliz. Honorable hasta el extremo, su fidelidad al rey y al país es imperturbable. Su afición por murmurar «la carne es débil» ante el plato de arenques ahumados del desayuno no tiene explicación alguna.

SU PERFUME

lord_george_box_Set

Masculino y elegante con un toque de ron. Potente, intenso y muy cálido: «vamos, entra, estoy seguro de que nos conocemos de antes». Para personas pudientes que son capaces, estables, tranquilizadoras, pero también muy divertidas. Un hombro firme sobre el que llorar (¿ha sido una mano protectora lo que he sentido sobre mi?) Un perfume para un hombre de reputación inmortal.

Notas olfativas: Helecho ambarino y amaderado, Brandy, Jabón de Afeitar y Haba Tonka.

La Venganza de Lady Blanche Penhaligon’s Portraits Collection

lady_blanche_bottle

Lady Blanche es la viva imagen de la dedicación, el encanto y las intenciones criminales. Una mariposa social con una picadura peligrosa, podríamos decir. Shakespeare ya trató de avisarnos «no hay mayor peligro que el de una mujer despechada». Y así es, una mujer siempre lo sabe. Lady Blanche desea, ¡vaya si lo desea!, no saber. El verdadero crimen reside en la poca elegancia de no haber mantenido todo esto donde correspondía: en la oscuridad, con las luces apagadas. (Llévale la contraria bajo tu propia responsabilidad.)

 

SU PERFUME

lady_blanche_box_set

Refinado y delicado, pero sin caer en lo anodino. Un perfume con una educación impecable. Un perfume que solo anuncia su discreción, pero que te invita a sentarte y tomar nota. Ingredientes nobles, un tour de force, un buen gusto exquisito. Sagacidad. Perspicacia. Y justo cuando, embargado por la alegría de vivir, te abandonas a disfrutar del dulce momento del té vespertino, te recuerda que existe cierta sutileza que solo las personas de carácter dominan. Sutilmente estimulante. Eternamente presente.

Notas olfativas: floral, verde y tranquilazante gracias a la Raíz de Lirio en polvo, la Flor de Narciso y el Jacinto.

Mucho Ruido y Pocas Nueces con The Duke Penhaligon’s Portraits Collection

the_duke_bottle_recolouredNo sabríamos decir si fueron las noches que pasó en el teatro las que confirieron al Duque ese aire de cautivador y de cautivado. No obstante, un leve perfume a intriga lo envuelve. Exquisitamente omnipresente, un dandy decadente, un tipo totalmente encantador, con una ambivalencia infecciosa, un primer yerno ambiguo a conciencia; capaz de hacer palpitar los corazones allá donde va, aunque quizá no aquellos que cabría esperar.
Su mujer está de acuerdo en que el teatro no es lugar para una Duquesa. Ella en ocasiones desearía no serlo…


SU PERFUME

the_duke_box_set_recoloured

Excepto cuando tus suposiciones quedan al descubierto. Porque las expectativas están hechas para decepcionar. Cuando el calor es frío y el día es noche. Cuando las flores solo huelen a fuerza y vigor. Y las pieles a suavidad y delicadeza. Y aunque llamativa, decadente y chic hasta la exasperación, deberíamos recordar que la transgresión (como ocurre con el progreso y la modernidad) es tan antigua como las colinas, tan clásica como la antigüedad griega y tan universal como el hombre.

Notas olfativas: Rosa especiada con toques picantes, Ginebra y Maderas Curtidas.

La Codiciada Duchess Rose Penhaligons Portraits Collection

duchess_rose_bottleUna rosa fresca y dulce lista para recoger. Desde su reciente matrimonio (muy lejos de ser un camino de rosas), nuestra recatada Duquesa siente un acuciante deseo de desear. Su pecho ansía deshacerse de los corsés de la vida victoriana, mientras sueña, una y otra vez, con “El paraíso recobrado”.
Y es que cuando el marido de una se pasa las noches en el teatro, el aburrimiento hace estragos…

SU PERFUME

duchess_rose_box_setTan puro como la primera lluvia. Tan fresco y burbujeante como un vino rosado frío. La rosa más dulce, cuya lozana inocencia y figura no tienen parangón. Pero… ¡caramba, qué sorpresa! Esas notas amaderadas y corpóreas parecen revelar de una forma indiscreta algo más. Algo que las mujeres francesas podrían llevar. De noche. En la oscuridad.

Notas olfativas: Mandarina, Rosa y Madera Almizclada.

Clandestine Clara Penhaligon’s Portraits Collection

clara

Suave es la noche y, en ocasiones, también la tarde, para Lord George y Clara, su amada, su amante, su deleite, su bichito. Cuando Clara, clandestina por razones obvias, no está susurrando, la podemos encontrar al volante de un coche, fumando, debatiendo o con sus compañeros, todos ellos pasatiempos muy poco apropiados para una mujer. ¡Gracias al cielo que no es una dama!

 

SU PERFUME

clara_box_set

Un perfume seguro de sí mismo —abstenerse principiantes— que progresa hasta convertirse en el abrazo más suave, celestial y duradero. Una hoguera de arrumacos, una sinfonía de piel, el consuelo de una pierna cálida y atrevida en mitad de la noche. Voluptuoso sin ser autoritario, femenino sin ser infantil, liberado pero no falto de disciplina. Un perfume tan enriquecedor como una sonrisa sexy, extrovertida, agradable, comestible; todo en uno. ¿Qué más se puede pedir? Una orientalidad sensual. Innegable.

Notas olfativas: Ron, Vainilla, Canela, Almizcle, Ámbar y Pachulí.

 

Roaring Radcliff Penhaligon’s Portraits Collection

radcliff_bottle

Gloriosa y decadentemente malicioso; algunos dirían que por derecho, pero estarían en un error. Todo ello sin el peso de un título. ¡Madre mía qué divertido! El hijo secreto de Lord George (algunos utilizarían cruelmente el calificativo de ilegítimo) disfruta de: diversión sin responsabilidad. Libertad sin emblema. Dinero sin obligaciones. Coches a velocidades vertiginosas y mujeres aún más vertiginosas: lo tiene todo. Hasta que llegue el día que no tenga nada. Hasta entonces, ¿quién se apunta a una partida de póquer?

 

SU PERFUME

radcliff_box_set

La extroversión no tiene por qué estar exenta de fascinación. Las madrugadas tienen un perfume propio. Cuando la libertad sabe a provocación y la fiesta vibra, un aroma cálido y suave —con destellos a tabaco meloso— convierte el aire en una sugerente brisa. Un perfume que atrae al placer y que va por libre. Vivir el momento requiere cierta dosis de empeño —e indudablemente la dedicación es una ventaja— para todos nosotros, alumnos más o menos aplicados de esta maravillosa escuela llamada vida.

Notas olfativas: Ron, Tabaco y Pan de Jengibre.

***

Una fabulosa historia acompañada de una sofisticada campaña de venta y marketing: los perfumes Penhaligons Portraits Collection se venden en lugares muy exquisitos y exclusivos:

-El Corte Inglés de Serrano (Madrid)

-El Corte Inglés Plaza Cataluña (Barcelona)

-Regia en Paseo de Gracia, 39 (Barcelona)

-Isolée en Calle Infantas 19 y Calle Claudio Coello 55 (Madrid)

Puedes seguir de cerca las historias de los personajes de esta peculiar familia de fragancias en la web de Penhaligon’s.

Comparte este artículo:

Sin comentarios

¡Puedes escribir el primer comentario!

Deja un comentario

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.